Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Boda Conocida en la Bella Desconocida

Boda Conocida en la Bella Desconocida

Esta historia empieza con un adulterio, asunto de carácter privado, excepto si lo comete un rey medieval castellano, entonces, desemboca en una guerra civil.

Nuestro primer protagonista, marido infiel y bisabuelo de los novios por partida doble es Alfonso XI, “el justiciero”, rey de Castilla entre 1311 y 1350 que, además de ser un gran general y avanzar notablemente en la reconquista de la península ibérica era un hombre digamos “con mucho amor que dar”. Se casó con su prima, María de Portugal, con el objetivo claro de estrechar los lazos con los vecinos con una boda. El matrimonio fue un desastre, Alfonso XI, no solo tuvo una amante, algo normal y totalmente aceptado, convirtió a esta, la noble andaluza Leonor de Guzmán, en una casi esposa con un puesto destacado como consejera en la Corte regia.

Detalle de la Puerta de Los Novios de la Catedral de San Antolín en Palencia.

Alfonso tuvo 2 hijos legítimos con María y 11 hijos con Leonor, fue el enfrentamiento por el trono entre dos de ellos, Pedro I el cruel y su hermano bastardo Enrique II de las mercedes la causa de la guerra civil en Castilla. Venció Enrique, pero esto no supuso la paz en el reino, su hijo Juan I tuvo graves problemas con los parientes portugueses e ingleses de su abuelastro Pedro. Sus tropas asolaron Castilla reclamando el trono para Constanza, hija de Pedro I, y casada con el duque de Láncaster. Para terminar de una vez por todas con la guerra sucesoria se firmó un acuerdo que se selló con una boda entre la nieta de Pedro I, Catalina Lancaster y el nieto de Enrique II, Enrique III «el doliente». La princesa trajo como dote, entre otros presentes, un rebaño de ovejas merinas inglesas que sirvió para mejorar la cabaña castellana en cuanto a calidad de lana se refiere con la correspondiente repercusión en el comercio de lana y la fabricación textil.

Viñeta de Historia Ilustrada de la ciudad de Palencia. Boda de Enrique III y Catalina Lancaster.

En una fecha cercana al 17 de setiembre de 1388 se celebraron los esponsales de los dos niños, Catalina tenía 14 años, Enrique solo 9, en la parte construida de la Catedral de San Antolín, exactamente en el altar de la capilla del Sagrario. Probablemente, entraron por la denominada Puerta de Los Novios.

Se había elegido la ciudad de Palencia para celebrar el casamiento porque se la consideraba una ciudad grande y bien abastecida de alimentos. la crónica de Juan I dice, que se realizaron muchas celebraciones y muchos torneos y justas, la ciudad entera estuvo de «fiesta» gracias a este enlace.

Escrito por: Sonia Corada González

BIBLIOGRAFÍA,- Historia ilustrada de la ciudad de Palencia. Guión: Rafael del valle Curieses. Ilustraciones y diálogo Eulogio Gómez Iglesias. Palencia 1987. Obra cultural de la Caja de ahorros de Palencia y Monte de Piedad.

Jorge González Margüello

Sobre Jorge González Margüello

Historiador del Arte y Palentino con ganas de mostrar al mundo la magia de su tierra. El Patrimonio Palentino es mi mejor aliado para expresarme como profesional. Gracias a él estoy aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con